lunes, 30 de diciembre de 2013

"Navidades trágicas" de Agatha Christie. Entre turrón y mazapanes Poirot desvela un crimen.

Fuente

Todo el mundo miente en algo. Conviene separa las mentiras inocentes de las otras más importantes.
Navidades trágicas es el especial de Navidad que Christie le escribió a Poirot. Un clásico whodunnit que gira en torno a un asesinato, cuyo principial ingrediente, sin embargo, es una reunión familiar condimentada con la Santa Trinidad de las novelas de suspense: Un viejo cascarrabias, un mayordomo y una herencia. Rencores, envidias, desconfianza y sospechas con el inconfundible toque de Agatha. No hay ornamentos innecesarios, parafernalia, subtramas o trucos de mercadillo. La tía se sale sin necesidad de todo eso, y en su lugar usa palabras simples, directas y efectivas marca de la casa. 
Los Lee somos así. Recordamos las cosas durante años enteros, meditamos sobre ellas, mantenemos latentes los recuerdos. 
Para qué mentir, Navidades trágicas está lejos de ser el mejor libro de Agatha, pero cumple y entretiene. Me costó un poquitín entrar en la historia y en el habitual trance Agatha Christie (ese que me hace olvidar que hay vida fuera, me produce palpitaciones, ansiedad, y ¡ay! pobre persona que se atreva a incordiarme hasta que no llegue al final del libro), pero anonadada me ha dejado el final. Un poco inverosímil, pero totalmente insospechado. Me quedé como la primera vez que vi un oso polar en la isla de Perdidos, con un WTF bien grande en la boca. 

jueves, 26 de diciembre de 2013

"La importancia de llamarse Ernesto" de Oscar Wilde. O cómo ser un fiestas y mantener las apariencias.

Fuente
"La importancia de llamarse Ernesto" es una comedia de enredo muy, pero que muy, Wilderiana sobre la hipocresía.

Su protagonista es un hombre que se hace llamar Juan durante su estancia en el campo para así poder actuar como una persona aburridamente formal y correcta en todo momento y dar un buen ejemplo a su pupila, Cecilia. Cuando pisa Londres sin embargo, se hace llamar Ernesto, donde se va de jarana día sí y día también sin temer que se vea manchada la buena reputación creada bajo el nombre de Juan. ¡Y parecía tonto...! 
Cecilia, tras haber oído las innumerables historias que su tío le cuenta sobre el calavera Ernesto, como toda integrante del sexo femenino, se empieza a interesar por el chico malo. Al mismo tiempo, Susana, la chica con la que Juan quiere contraer nupcias, exige que el hombre con el que camine hacia el altar se llame Ernesto. A partir de ahí comienzan los líos y enredos.

La historia transcurre de manera tan ágil como la pluma de Wilde. La cual, tan afilada como siempre, regala frases irónicas, mordaces y sarcásticas por docenas. Sus ocurrencias no dan un respiro, y el que iba a ser un libro que pensaba leer cuando terminase los otros dos que tengo empezados, se convirtió en el primero atracón de las fiestas navideñas.

¿Lo has leído? ¿Has leído algo más de Wilde?

lunes, 23 de diciembre de 2013

Feliz Navidad, muggle!

Postal 3€ // Calcetín de Griffindor 25€ // Adornos de Harry y Cía 26€ // Adorno de la snitch 15€ // Adorno redondo de HP 6€ 
Christmas is coming! Y también los atracones de turrón y mazapanes, las interminables comidas familiares, los kilos de más, las carteras temblando ante las maratonianas sesiones de compras navideñas, los accidentes con las uvas al sonar las campanadas...

En fin... Feliz Navidad, muggle!

lunes, 16 de diciembre de 2013

Todo sobre Jenny.

A pesar de que hoy, Jane Austen, Jenny para los amigos, cumple nada más ni nada menos que 237 añazos (que se dice rápido oye), cada día se la ve con más vitalidad. Para poder contar a todos sus fans, los Janeites, se necesitarían miles y miles y miles de manos, sus libros se siguen vendiendo como churros, el señor Darcy sigue provocando sofocos entre las féminas, han sacado un juego de mesa inspirado en ella, están buscando financiación para un videojuego y a partir del año que viene su cara aparecer en los billetes ingleses. Casi .

Para poder entender esta fascinación, convertirse en un Janeite y pertenecer a este, cuanto menos, peculiar fandom, lo mejor es empezar por el principio e ir conociendo el terreno en el que nos vamos a adentrar. Estos libros, amenos, ingeniosos e interesantes, son un buen punto de partida para conocerla como persona, como celebrity y escritora, conocer a sus personajes más icónicos, Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy, y a los Janeites más acérrimos y excéntricos.

Fuente
Among the Janeites de Deborah Yaffe Devoré este libro anonadada por las cosas bizarras que los fans de Austen estan dispuestos a hacer. Los personajes del libro van desde escritores de fanfiction o bloggers, hasta una pareja que tontea discutiendo a Jane Austen, pasando por un conspiracionista.

The Real Jane Austen: A Life in Small Things de Paula Byrne A partir de pequeños objetos, escenas, y detalles, vemos a Austen y descubrimos su vida y su persona como nunca antes nos la habíamos imaginado.

Jane Austen's Letters de Deirdre Le Faye ¿Para que negar que todos somos un poco cotillas y nos gusta husmear en la vida privada de la gente?

Orgullo y prejuicio de Jane Austen La biblia de los Janeites.


¿Que opinas de Austen? ¿Eres un Janeite? ¿Un fan empedernido? ¿O un lector esporádico?

martes, 10 de diciembre de 2013

"Vieja escuela" de Tobias Wolff. Entre "El club de los poetas muertos" y "El guardián entre el centeno".

Fuente

"Vieja escuela " se desarrolla en un internado masculino donde los escritores son como estrellas de cine, y los estudiantes que saben escribir como los quarterbacks de las series de televisión norteamericanas.
Para fomentar ese interés en la literatura, cada año el colegio invita a escritores tan famosos como Robert, Ernie o Ayn, más conocidos como Frost, Hemingway y Rand. Por si eso no fuera poco, además, organiza un concurso de relatos: El ganador podrá conocer en persona al escritor invitado.
Sin chicas con las que ocupar la mente, a los chicos las testosterona comienza a nublarles la vista y comienzan a competir despiadadamente entre ellos.

Al principio, todo es un poco al estilo de "El club de los poetas muertos", pero después tira más hacia "El guardián entre el centeno". Más o menos.

"Vieja escuela" es cuanto menos un libro interesante que merece la pena. Lo que no sabría decir exactaente, en una escala del 1 al 10, es cuanto me gustó. Al menos, por ahora. Tengo que volver a leerlo. Necesita ser masticado con calma y digerido con lentitud para poder ser apreciado en su justa medida. Es una de esas historias que me hacen recordar con nostalgia porque me pirré sin remedio por escritores muertos desde hacía décadas durante la loca adolescencia en vez de por la boy band de turno.

Veredicto: Una delicatessen.