lunes, 27 de octubre de 2014

¿Truco o trato?

¿Truco? ¿En serio? ¿Nadie me va a ofrecer unos míseros caramelos? Seréis cutres... Bueno, pues vosotros os lo habéis buscado. No digáis que no os lo he advertido. Antes que esto, desearéis que Stephen King os cuente una historia antes de ir a dormir.

La noche del 31, os cogéis uno de estos libros y lo leeis. Miedito no, lo siguiente vais a pasar.



"Las olas" de Virginia Wolf. Vir, hay confianza, somos coleguillas, es mi escritora favorita. Me lo he leído todo de ella menos este. ¿Y por qué? Pues se mezcla la unanimidad del pueblo sobre que es un libro difícil de cojones con que cuando termine con él ya no me quedará nada más por leer de ella jamás de los jamases, y eso es terrorífico. #DilemasDeFangirl

"Ulises" de James Joyce. A este no me acerco ni loca. Antes me ofrezco voluntaria para Los juegos del hambre. Tengo más posibilidades de salir con vida. #MayTheOddsBeInYourFavor

"La subasta del lote 49" de Thomas Pynchon. Con Pynchon sabes donde empiezas pero no donde terminas y lo desconocido me da cague. Unid los puntos. #IntoTheWild

"El ruido y la furia" de Faulkner. Faulkner. Faulk-ner. /ˈfɔːlknɚ/. Es pronunciar ese nombre y estremecerme en cero coma pensando en las penurias de la familia Compson y en que si lo empiezo no veré la luz al final del tunel de lo duro que es. #EnMiCasaLosFantasmasNoDicenBuDicenFaulkner

"Los Miserables" de Víctor Hugo. En un mundo ideal habría empezado este libro y lo habría terminado en vez de salir huyendo como una cobardica. Desde ese momento, Hugo se ríe de mí porque fui una floja y me atormenta cada noche. Lo mío con él ya se ha vuelto una cruzada personal Tarantiniana que me quita el sueño, porque, aunque sea lo último que haga, a Dios pongo por testigo que lo terminaré. Si eso. #IDreamedADream


¿Qué libros os dan miedito a vosotros?

lunes, 20 de octubre de 2014

Fases post-terminación de un libro.

1. Terminas el libro.




2. Shock. Estás sin palabras.


3. El momento de vacío existencial begins. ¿Y ahora que hago yo con mi vida? 



3. Negación. Esto no puede estar pasando. NO PUEDE ESTAR PASANDO HE DICHO. Oh, mundo cruel.



4. O quizás sí. Comienza la fase de duelo. ¿Qué he hecho yo para merecer esto?


5. *Alza el puño en alto* Pongo a Dios por testigo que nunca jamás volvere a leer algo.



6. Días después. Mmm... Ese libro parece interesante, pero no puedo. ¡Debo ser fuerte y mantenerme alejada de ellos! Maldito invento del diablo destrozavidas...



7. Bah, por leer unas páginas, ¿qué puede pasar?



 8. Enjuagar. Aclarar. Repetir.  


lunes, 13 de octubre de 2014

Porque no sólo de ficción se vive, recomendaciones de no ficción de mí para vosotros con amor.


 “Introverts, in contrast, may have strong social skills and enjoy parties and business meetings, but after a while wish they were home in their pajamas. They prefer to devote their social energies to close friends, colleagues, and family. They listen more than they talk, think before they speak, and often feel as if they express themselves better in writing than in conversation. They tend to dislike conflict. Many have a horror of small talk, but enjoy deep discussions.”
 
Leí "Quiet" hace ya medio año. Siempre quise hablar de él pero no sabía cómo. Fue una lectura reveladora que me ayudó a comprender un poco más cómo funcionamos los introvertidos. Pensé en hacer una reseña pero ¿pa' qué meterme en semejante engorro cuando sólo quería decir una cosa? LEEDLO. ¿Sois introvertidos? LEEDLO. ¿No lo sois pero conocéis a alguien que lo sea? LEEDLO. ¿No lo sois ni conocéis a nadie que lo sea? LEEDLO.


"I openly embrace the label of bad feminism. I do so because I am flawed and human. I am terribly well versed in feminist history. I am not as well read in key feminist text as I would like to be. I have certain... interests and personality traits and opinions that may not fall in line with mainstream feminism, but I am still a feminist. I cannot tell you how freeing it has been to accept this to myself."
De todas las novedades del año, "Bad Feminist" es mi favorita. Y dudo mucho que alguna otra consigan desbancarla a tres meses de nochevieja.
Una mezcla de cultura pop, artículos de opinión y un batiburrillo de temas raciales, feministas y de actualidad imposibles de clasficar que van desde como parecen valorarse de diferente manera los libros escritos por las mujeres, a una crítica a Girls por su falta de diversidad, la falta de realismo de Criadas y señoras, opiniones sobre la letra de Blurred lines o sobre cómo Twitter nos ayuda a ver más allá de nuestras narices. Conclusión: Si mi poder adquisitivo me lo permitiera, me compraría todos los ejemplares para asegurarme que todo el mundo lo lee.Imprescindible.

 

“Today we have something that works in the same way, but for everyday people: the Internet, which encourages public thinking and resolves multiples on a much larger scale and at a pace more dementedly rapid. It’s now the world’s most powerful engine for putting heads together. Failed networks kill ideas, but successful ones trigger them.”

¿Nos ha vuelto más estúpidos internet, somos más inteligentes o seguimos igual? Pues como si fuera gallego, Clive Thompson dice que depende, que todo va en función de cómo lo utilicemos. En "Smarter Than You Think" analiza lo que supuso internet para nuestras vidas, cómo cambió la forma de comunicarnos e interactuar con las redes sociales, las infinitas posibilidades que nos ofrece para expresarnos y ser creativos, la enorme pérdida de tiempo que puede suponer y, entre otras cosas, se pregunta si seguirá siendo necesario y útil memorizar datos si con un solo click el sabelotodo google nos los chiva.

lunes, 6 de octubre de 2014

"Orange is the new black" de Piper Kerman. Que le regale un jamón a Jenji Kohan por el favorazo que le hizo la serie.

"Every human being makes mistakes and does things they're not proud of. They can be everyday, or they can be catastrophic. And the unfortunate truth of being human is that we all have moments of indifference to other people's suffering. To me, that's the central thing that allows crime happen: indifference to other people's suffering. If you're stealing from someone, if you're hurting them physically, if you're selling them a product that you know will hurt them - the thing that allows a person to do that is that they somehow convince themselves that that's no relevant to them. We all do things that we're not proud of, even though they might not have as terrible consequences."
Trataré de dejar aparte mi lado más fangirl y mi obsesión con esta serie y escribir esta entrada siendo lo más adulta y seria que pueda...

¡ALEX VAUSE, TE ADORO CON TODA MI ALMA! ¡TIRARÍA MI TARTA POR TI!


Vale, bien. Ahora que dejé eso claro, puedo empezar.

Parece ser una norma no escrita que primero uno se lee el libro y luego se ve la película/serie. Por una vez en mi vida pensaba hacer las cosas del derecho como las personas normales. Pero, como ser normal está sobrevaloradísimo y descubrí que la serie era de Jenji Kohan (Weeds, ¿alguien? ¿no? Pues vosotros os lo perdéis), me entró la necesidad de ponerme con ella inmediatamente. Siendo de esa mujer no podía estar mal, pensé. Que no podía estar mal. Ja. Me entra la risa tonta sólo de pensar en eso ahora. Me parto, me mondo, y me corto en rebanadas. ¿Cómo podía ser tan inocente?

ES LA CAÑA DE ESPAÑA.


Con un par de capítulos ya se colocó entre mis series favoritas y, como buena fangirl que soy, leerse el libro se volvió en una necesidad fisiológica. Tenía que echarle el guante a una copia... y con presteza.

Así lo hice. Y... menuda decepción.


Vamos por partes. Para los que no estéis familiarizados con la trama de "Orange is the new black", todo empieza cuando Piper, una rubia mona de clase media-alta, tiene que ingresar en chirona porque durante los confusos años post-universitarios (una época oscura para todos por no saber lo que hacer con tu vida), se lía con una traficante de drogas, Nora en el libro, Alex en la serie. Hace un trabajillo ilegal para ella y le caen 14 meses. A partir de ahí comienza la narracion de sus experiencias en la cárcel.

Me va el rollo presidiario. Todo lo relacionado con el escabroso mundo del crimen y los delincuentes, tanto en libertad como en el trullo, me gusta. Pero el libro me pareció muy meh. Tiene sus momentos interesantes y tal... pero son escasos y, como muchos ya los había visto en la serie y el libro no me pareció que me aportase mucho más a mayores, pues doble meh.

Como es una memoria no esperaba cliffhangers, ni suspense, ni ese punto de comedia dramática tan propio de Kohan, pero sí un poco de chicha. Y nada. Kerman se limita a narrar sus experiencias en la cárcel, el despropósito que es el sistema penitenciario y la relación con sus compañeras, sin mucha gracia ni personalidad. No se observa ninguna evolución en nadie, ni siquiera en Piper. A pesar de que insiste en que no quiere desperdiciar el tiempo pasado en la cárcel, entra y sale de allí de la misma manera.
Se echa de menos algún problema o conflicto al que tenga que enfrentarse y resolver, algo más que el de la rubia mona y de familia bien que terminar entre rejas con gente de todas los colores y condiciones sociales. No hay ritmo alguno y, los personajes son tantos, que se vuelven confusos por su falta de desarrollo y lo poco que sabemos de ellos.
Ciertos pasajes resultan interesantes por eso de decir, "caray, no tenía ni idea que el sistema presidiario funcionaba así", pero llega un punto en el que todo se alarga demasiado y se vuelve pesado. 


Reconozco haber cogido el libro esperando encontrar algo parecido a lo que me ofrecía la serie y, por tanto, la decepción fue mayor todavía. Las comparaciones son odiosas, pero en este caso, no pude evitarlo. Así que, aviso a navegantes: Os vais a quedar con las ganas si alguien va como yo esperando revivir un the best of Vauseman (Ya sabéis, la mezcla de Alex Vause y Piper Chapman, ¿lo pilláis? ¿Eh? ¿No? ¿Como Brangelina?)


En fin, da igual. Pues eso. Que mis necesidades presidiarias están más que cubiertas con la serie y Piper Kerman ya puede regalarle un buen jamón a Jenji Kohan por los suculentos cheques que le deben de estar llegando por seguir manteniendo su memoria entre las más vendidas.
"We have a racially based justice system that overpunishes, fails to rehabilitate, and doesn't make us safer."

Gif totalmente gratuito que no podía no meter en la entrada. Son puro amor.

Hazte con un ejemplar: