lunes, 16 de febrero de 2015

¿Te has olvidado el libro en casa? Tatúatelo.

Alicia en el país de las maravillas + tatuajes = Dadme un momento para recuperarme porque estoy muriendo de amor.


Esa mezcla es la que hizo hace algunos meses Litograph. Por Tutatis, si no habéis entrado en su web estáis tardando. Para celebrar que lanzaban una línea de tatuajes literarios, crearon una de esas campañas de crowdfunding que tan a la orden el día están para crear la cadena de tatuajes más larga del mundo. Sobre. Alicia. ALICIA. Todo el libro de Alicia tatuado. Fantabuloso.


                      


Aún estáis a tiempo a uniros a la cadena...



Y por si no sois muy fans de Alicia (si no lo sois prefiero no saberlo), aquí hay la tira de tatuajes fantabulosos para dejar boquiabiertos a los cuatro gatos con los que os crucéis y que sepan de qué van. 



lunes, 9 de febrero de 2015

"Cometas en el cielo" de Khaled Hosseini. Tengo 99 problemas, pero que el prota sea insufrible no es uno de ellos.

(Por si a alguien se le ha escapado la referencia a Jay-Z)

Veamos... Desde hace un año, día arriba, día abajo, intento con todas mis fuerzas dejar mi snobismo a un lado pero me topo con un libro como este y, claro, recaigo. Y con fuerza. Y todos mis prejuicios sobre los best-sellers vuelven. Y yo no quiero... DE verdad de la buena, pero es que no puedo evitarlo. 


"Cometas en el cielo" cuenta la historia de Amir, quien vive su infancia en el Afganistán de antes de la guerra. Proviene de una familia acomodada y respetada, y habiendo perdido a su madre, vive con su padre, con su criado y con el hijo de éste, Hassan. Los dos son super mejores amigos un poco cuando a Amir le conviene y no hay nadie alrededor que lo juzgue por estar con alguien de inferior clase social. Un trágico suceso pone su amistad a prueba y, junto con un cúmulo de sucesos, eventos y acontecimientos que no pueden evitar, sus vidas cambian para siempre.

Que el prota sea egoísta, un cobardica e insufrible, pues más bien, como que me da igual. Puede gustarme la gente insufrible (Hola, Holden Caufield), pero sí que los tengo, y muchos, cuando el libro está mal escrito y, si aún por encima, la gente lo pone por las nubes, ya ni te cuento. Me enajeno.

"Cometas en el cielo" se publicó CASUALMENTE poco después de los atentados del 11 de septiembre y está pensado para que los americanos se sientan bien consigo mismos. Está repleto de condescendencia, los talibanes son villanos casi caricaturescos, los datos sobre Afganistán son de nivel Wikipedia y desprende un tufillo a manuscrito reescrito por editor que sabe dónde meter y quitar palabras para vender libros por doquier.


El primer tercio del libro es chachipiruli. Tiene un montonazo de potencial. Trata temas como la religión, las diferencias entra clases sociales y etnias y las relaciones de amistad entre ellas. Potencial del bueno. Estaba on fire con él cuando lo empecé. Creí incluso que estaba un paso más cerca de superar mi esnobismo... Ay, ingenua de mí... Las preguntas que se plantean resultan interesantes, pero luego, medio se olvida de ellas y todo es meh, después se vuelve un poco más meh con unos giros de guión propios de una serie americana con demasiadas temporadas y guionistas faltos de ideas, luego sigue decayendo la cosa y cuando crees que ya no puede ir a peor... el final... EL FINAL. Es en plan chao, pescao. Acepto una coincidencia para hacer que la trama avance, pero dos, tres, cuatro no. Y menos una detrás de otra justo durante el desenlace. Hasta aquí llegamos.


Los personajes... ¿Qué decir de ellos? Pues que son más acartonados que una caja de cereales. O mu' buenos o mu' malos. Sabemos un par de cosas de ellos y con eso tenemos que tirar pa' lante.
La escritura en sí tampoco es para tirar cohetes y peca de pretenciosa. Quiere ser más que lo que és. Quiere pero no puede. Hosseini intenta que su prosa sea rica, tanto en lenguaje como en imágenes, pero sus recursos son probres y los clichés resultan abundantes.
Hosseini optó por la primera persona para narrarlo. Para hacerlo más personal y esas cosas, pero ¿es que acaso no se enteró de lo complicado que es dominarla y que la historia resulte creíble para el lector? Por no mencionar esas palabras que mete en farsi por puro vicio y para lucirse. El protagonista y narrador se supone que habla en farsi, pero nos cuenta la historia traducida al inglés o español o el idioma en el que decidáis leer el libro, peeeero deja algunas palabras en farsi porque queda muy bonitiño aunque nosotros no tengamos ni idea de lo que significan. En ocasiones incluso nos explica el significado... ¿Ein? ¿Hola? ¿Cuando alguien traduce algo y deja parte en el idioma original yyyyy además explica qué significa?

Bueno, y casi mejor que paro aquí, no vaya a ser que me gane enemigos. Cómo véis, me gustó mucho. Mucho mucho.



¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido?

lunes, 2 de febrero de 2015

Cuando veo a alguien con un libro...

1. Cuando mi sentido arácnido nota la presencia de un libro


2. Gotcha!

3. Me acerco a mi indefensa víctima...



4. La stalkeo un rato. Primero con disimulo a ver si consigo averiguar qué lee.



No siempre es fácil averiguar de qué libro se trata, por no mencionar de la difícil tarea que se nos presenta si el susodicho en cuestión opta por leer en formato electrónico. Pero no desesperemos aún. 


Tiempos desesperados, requieren medidas desesperadas. TENGO QUE INTERACTUAR SOCIALMENTE. Lo sé. Será duro, pero lo conseguiré. ¡Jelou!



Y consigo que levante la cabeza del libro. Sí, sí. Te hablamos a tí. ¿Qué lees?


¡Tengo el título! Misión cumplida.



Dos opciones se abren ante mí:

  • Opción 1: ¿Me estás tomando el pelo?¿Estás leyendo... eso?


  • Opción 2: OHMYGODOHMYGODOHMYGODOHMYGOD. Esto ha sido un once in a lifetime. ¿Quieres desposarte conmigo?



Y vosotros, ¿qué hacéis cuando véis a alguien con un libro?